Casa Colorada

Casa Colorada (Ribadeo) Levantada hacia 1910, la denominación responde al color con el que estaba pintada tanto originalmente como ahora. Destacan algunos elementos del jardín, como un palomar-depósito de agua con forma de faro o un corral de patos. La vivienda se dispone en planta baja, alta y bajocubierta con tejado a dos aguas, teniendo como elemento decorativo más llamativo la moldura que corona las ventanas de la fachada.

Casa de Sela

Casa de Sela (Ribadeo) Resulta una temprana construcción de 1869, con un extraño diseño que no recuerda a las casas indianas sino más bien a un imponente edificio institucional. Parece que fue promovida por un retornado de México que imita su residencia ultramarina con modos y elementos propios de la arquitectura gallega, como los pináculos que rematan la cubierta.

Casa de don Lourenzo

Casa de don Lourenzo (Ribadeo) Esta residencia indiana se caracteriza por su sencillez constructiva y decorativa, teniendo el remate de la chimenea o la galería como únicos elementos sobresalientes. El interés de la villa reside en su jardín, que cuenta con palmeras, araucarias, magnolios o un gran sauce llorón que murió hace unos años. Aún quedan todavía restos muy dañados de esculturas de aire clásico elevadas sobre pedestales.

Casa do Óptico

Casa do Óptico (Ribadeo) El nombre deriva de la profesión de su promotor, siendo edificada en la primera década del siglo XX. La vivienda está dotada de cierto aire palacial, reforzado por la extensa finca de la que dispone, en la que destacan las palmeras y araucarias. El volumen destaca por su sencillez, lo que resalta especialmente elementos como la entrada, el balcón o el observatorio situado en la cúspide del tejado. La cuidada decoración se centra especialmente en el perímetro de los vanos y en las formas de los dinteles.

Casa-Torre de Maseda

Casa-Torre de Maseda (Ribadeo) El volumen se ubica en el lugar de Rato, en la parroquia de A Devesa. Promovido en 1924 en estilo ecléctico por Ramón Maseda Villamil, combina recursos clásicos en las fachadas con un sotabanco colonial y otros elementos de variada procedencia, destacando la presencia de la torre en el conjunto. Con muros de mampostería revocada, la vivienda posee además un aljibe de gran capacidad para almacenar el agua de lluvia.